Los selladores son recubrimientos delgados que son utilizados para prevenir las caries. Estos selladores rellenan las diminutas ranuras que se encuentran en la superficie del diente de manera que el cepillado sea más eficaz. Es el mejor procedimiento para proteger los dientes de los niños y reducir o prevenir las caries.