Una amalgama es un material que sustituye y restaura la estructura dental que ha sido dañada por caries o una fractura.

El saber que tenemos caries, o como nosotros las llamamos, “sugar bugs”, a menudo ocasiona temor en los pacientes. Es por eso que le proveemos una experiencia divertida y cómoda que les dejará poca o ninguna ansiedad.

Antes de comenzar el tratamiento, se le aplicará el “sleepy juice”, la anestesia que adormece el área de los dientes y las encías. Su niño nunca debe sentir dolor durante el procedimiento, y vamos a trabajar para asegurarnos que él o ella se sienta cómodo durante el tratamiento. También ofrecemos el óxido nitroso (gas hilarante) cuando sea necesario. Esto ayudará a que el paciente se sienta más relajado durante el proceso.

Utilizamos uno de dos instrumentos dentales para el tratamiento de una cavidad y restaurar los dientes de sus niños:

  • Mr. Bumpy”, es un instrumento dental de baja velocidad que elimina las caries de los dientes de su niño y ayuda a preparar el diente para el relleno.
  • Water Whistle”, es una herramienta de alta velocidad que elimina la placa de los dientes de su niño.

En este procedimiento le colocamos una “silver star”, o un relleno de plata que se conoce como amalgama o empaste. El diente de su niño quedará como nuevo después de este procedimiento.