Las limpiezas dentales hechas con regularidad son una parte importante para mantener una buena higiene. Debe programar una limpieza para su niño cada seis meses ya que esto previene y detecta problemas antes que estos se agraven.

El proceso de una limpieza dental:

Comenzamos utilizando nuestro “ tooth counter”, una sonda dental con el fin de examinar los dientes de sus niños. También podemos usar nuestra “tooth camera” (máquina de rayos-X) para obtener una mejor visión de los dientes. Queremos asegurarnos que los “sugar bugs” (caries) no están escondidos en alguna parte.

Durante una limpieza dental, vamos a utilizar un cepillo de dientes eléctrico, un cepillo motorizado, para limpiar y pulir todas las superficies de los dientes de su niño. A medida que se limpia, “Mr. Thirsty”, nuestro extractor de saliva, succiona el exceso de líquido en la boca de su niño.

Después, podemos aplicar “bubbles or jelly”, un tratamiento de fluoruro que ayudará a fortalecer los dientes de sus niños y mantenerlos sanos.

Recordemos que, a través de limpiezas regulares, podemos mantener los “sugar bugs” alejados y mantener una sonrisa sana por mucho tiempo.