Como padre, usted quiere que sus niños tengan éxito en la vida. ¿Quiere que les vaya bien en la escuela, que cultiven amistades y tengan una buena salud? ¿Sabías que una buena salud oral puede ayudar a desarrollar estas áreas tan importantes en la vida de tu niño? Cuando los niños sufren de una mala higiene oral, otros aspectos de su vida se afectan negativamente. Dolores en el área de la boca pueden conducir a dificultades de concentración e incluso pérdida de días de escuela. Unos dientes enfermos y el mal aliento pueden dar lugar a problemas al socializar y a una autoestima baja. Incluso, la acumulación de bacterias en la boca pueden conducir a graves problemas médicos.

Muchos padres subestiman el valor de los primeros 20 dientes de leche de sus niños. Pueden decir “¿Por qué debería prestarle tanta atención a unos dientes que sólo se van a caer? Me aseguraré de que mi niño cuide de sus dientes permanentes, pero no estoy demasiado preocupado por los dientes de leche.” Sin embargo, estos dientes primarios juegan un papel vital en el desarrollo del niño. Estos dientes ayudan en el desarrollo del habla, la masticación adecuada, y preparan la boca para sus 32 dientes permanentes. Al enseñar a sus niños cómo cuidar de sus dientes de leche, se les está dando la mejor oportunidad para el desarrollo de unos dientes permanentes sanos.

Una boca que no está saludable puede conducir a complicaciones y consecuencias graves. Para asegurarse que sus niños tienen experiencias positivas con las visitas y procedimientos dentales le aconsejamos que comience con una buena salud oral en casa.

La siguiente guía le ayudará a establecer la salud dental de por vida en sus niños:

Desarrollar buenos hábitos temprano.

  • Haga de la salud bucal de su niño una prioridad. Es importante que usted juegue un papel activo en el desarrollo de los primeros hábitos del cuidado dental. Esto ayudará a que se convierta en una parte permanente de sus vidas.
  • Cuando sus niños son bebés, utilice un paño húmedo para limpiar sus encías después de las comidas.
  • Tan pronto como salgan los primero dientes, comience a cepillar con un cepillo de cerdas suaves.
  • Una vez que sus niños tienen los 20 dientes de leche, debe comenzar a usar el hilo dental, ya que no será capaz de llegar a todos los lados de los dientes solo utilizando el cepillado.
  • Alrededor de los cinco o seis años de edad, permita que sus niños empiecen a cepillarse los dientes por su propia cuenta. Usted todavía tendrá que ayudar en el uso del hilo dental durante la mayor parte de sus años de escuela primaria.

Comience temprano las visitas al dentista.

  • Tan pronto el primer diente de su niño brote (típicamente entre seis meses y un año de edad), programe su primera cita.
  • Si su niño se pone ansioso en un entorno no familiar, estaremos encantados de proporcionar un recorrido por la oficina antes de la fecha de la cita que le introducirá a nuestro personal.

Succión de los pulgares y chupetes.

  • Muchos niños superan la succión del pulgar y chupetes por su cuenta, pero si su niño todavía se está chupando el dedo pulgar o el chupete después que los dientes han nacido, este hábito puede conducir a dientes torcidos o incluso un paladar deformado.
  • Consulte al dentista de cómo se puede superar este hábito.

Previniendo las caries a una edad temprana.

  • No permita que sus niños tomen leche o jugo antes de acostarse. (El azúcar de estas bebidas crean una capa en sus dientes mientras duermen.)
  • Si sus niños tienen que tomar algo antes de acostarse, el agua es la mejor alternativa.

Fomente una buena nutrición.

  • Anime a sus niños a tratar una variedad de alimentos.
  • Limite la cantidad de alimentos ricos en almidón y azúcar para ayudar a prevenir las caries.

Colabore con su equipo dental.

  • Vital Smiles Georgia quiere desarrollar una relación a largo plazo con usted y sus niños.
  • Póngase en contacto con nosotros con cualquier pregunta que tenga con respecto a la salud oral de sus niños y para programar visitas regulares al dentista.